Erisa-La importancia de las pruebas PAT en la construcción-Banner

La importancia de las pruebas PAT en la construcción

La importancia de las pruebas PAT en la construcción. La seguridad es lógicamente una preocupación primordial en las obras de construcción, pero las pruebas PAT se pasan por alto con frecuencia. Este artículo describe por qué las pruebas PAT deberían ser una parte esencial del régimen de seguridad de una obra. 

 

Las obras de construcción se encuentran entre los lugares de trabajo más peligrosos. Entre los riesgos a los que se enfrentan los trabajadores están el trabajo en altura, la caída de objetos, el asbesto y otras sustancias nocivas, y los derrumbes. 

 

Los equipos eléctricos defectuosos son también una causa frecuente de accidentes y lesiones, pero a menudo no se tiene en cuenta la seguridad de los equipos cuando se elabora una política de seguridad.

 

Para contrarrestarlo, las pruebas PAT frecuentes de los aparatos eléctricos deberían formar parte de todos los planes de seguridad de las obras.

 

¿Es la prueba PAT un requisito legal en las obras de construcción?

 

Erisa-La importancia de las pruebas PAT en la construcción-Es la prueba PAT un requisito legal en las obras de construcciónEn la actualidad, no existe la obligación de someter los equipos eléctricos a pruebas PAT en las obras de construcción. Esta falta de legislación es una de las razones por las que a menudo se pasa por alto cuando se considera la seguridad de una obra.

 

Sin embargo, existe la obligación legal de que los empleadores se aseguren de que todo el equipo eléctrico utilizado en las obras de construcción sea adecuado, esté en buenas condiciones y sea seguro de usar. 

 

Una forma de asegurarse de que esto es así es tener un programa de pruebas PAT regular. Esto garantiza que todos los electrodomésticos, herramientas eléctricas y otros equipos eléctricos no suponen ningún riesgo para los trabajadores, las instalaciones y la obra. 

 

¿Cuáles son las ventajas de las pruebas PAT en las obras de construcción?

 

Blucactus - Contact usLas pruebas PAT en las obras de construcción deberían incluirse en cualquier doctrina de seguridad para las mismas.

 

De hecho, los beneficios de llevar a cabo pruebas PAT regulares deberían elevar automáticamente las pruebas PAT al mismo nivel que el uso obligatorio de cascos.

 

Entre los beneficios de las pruebas PAT periódicas se encuentran: 

 

  • Seguridad del personal

 

Las exigencias de una obra de construcción pasan factura a los equipos. Los equipos eléctricos son peligrosos en el mejor de los casos, pero esto se acentúa en las condiciones a menudo húmedas y en un entorno en el que los equipos son propensos a sufrir daños. 

 

La mejor manera de garantizar la protección de los empleados frente a los riesgos eléctricos es la prueba periódica de los equipos. 

 

  • Las pruebas PAT pueden ahorrar dinero

 

Las costosas pérdidas de tiempo y dinero debidas a las averías de los equipos pueden reducirse mediante la identificación temprana de los fallos antes de que el equipo haya fallado por completo. Esto da tiempo a sustituir y reparar el equipo sin perder los plazos críticos.

 

  • Protección legal

 

Existe la obligación legal de garantizar que todos los equipos eléctricos de las instalaciones son seguros para su uso. La pista de auditoría que proporcionan las pruebas PAT puede, en el peor de los casos, demostrar que se hicieron todos los esfuerzos para cumplir con este requisito. 

 

Esto puede proteger a la empresa constructora de problemas legales, incluyendo posibles litigios. 

 

  • Reducción del riesgo de incendio

 

Una de las principales causas de incendio en el sector de la construcción son los equipos eléctricos defectuosos. Al someter tu equipo eléctrico a pruebas completas, estás reduciendo el riesgo de incendio y también las posibilidades de tener problemas con el seguro al tener un registro de pruebas PAT, en caso de que ocurra lo peor.

 

¿En qué consisten las pruebas PAT?

 

Erisa-La importancia de las pruebas PAT en la construcción-En qué consisten las pruebas PATLas pruebas PAT son una serie de pruebas diseñadas para demostrar la seguridad, o no, de los aparatos eléctricos portátiles.

 

Aunque lo de “portátil” en el título es un poco engañoso, ya que las pruebas PAT pueden incluir artículos fijos como sierras de cinta y artículos tan grandes como máquinas expendedoras y más grandes. 

 

La prueba en sí es una prueba de “dos niveles”: 

 

1. Prueba visual – Tal y como suena, se trata de una inspección visual del equipo. En concreto, se trata de buscar cables desnudos, aislamiento en mal estado, daños físicos excesivos en el equipo y en el cable de alimentación y el enchufe. 

 

2. Comprobador PAT – Se trata de una herramienta especializada que comprueba los problemas que la prueba visual no cubre. 

 

Durante el procedimiento de prueba, el comprobador verificará los siguientes problemas: 

 

  • Resistencia al aislamiento
  • Polaridad del plomo
  • Continuidad de la tierra

 

Los aparatos de menor potencia requieren una prueba reducida. Esta prueba se denomina prueba de aislamiento PAT y, como su nombre indica, garantiza que el aparato quede correctamente aislado. 

 

Después de que cada dispositivo se someta a la prueba, suelen colocar una pegatina en un lugar destacado. En ella se indica si el aparato ha superado o no la prueba. Lo ideal es que los resultados de las pruebas se registren en un registro de pruebas PAT. 

 

¿Con qué frecuencia deben realizarse las pruebas PAT en una obra?

 

Erisa-Con qué frecuencia deben realizarse las pruebas PAT en una obraPara la mayoría de las empresas, un período de 6 meses a un año entre las pruebas PAT es adecuado. Sin embargo, en el caso de las obras de construcción, el periodo recomendado difiere de este. 

 

Algunos de los artículos electrónicos portátiles, incluidos los equipos de comedor y de oficina (hervidores, impresoras, ordenadores, etc.) son adecuados para una prueba anual. La recomendación para equipos como los aparatos de 110v y las herramientas eléctricas es cada tres meses. 

 

Los rigores de una obra significan que los equipos están sometidos a una gran carga de trabajo en condiciones muy duras, y seamos sinceros, los trabajadores de la construcción no son conocidos por su delicadeza. Por eso, en estos casos, se recomienda un régimen de inspección de 3 meses. 

 

Los exámenes visuales deben llevarse a cabo de forma continua, tanto por el usuario como, más formalmente, por una persona designada competente y formada. 

 

¿Qué tipos de equipos hay que probar?

 

Erisa-Qué tipos de equipos hay que probarEn una obra de construcción hay una gran variedad de equipos eléctricos, y la mayoría de ellos deben someterse a pruebas PAT periódicas. No se trata solo de las herramientas eléctricas y otros equipos eléctricos utilizados en la obra en sí, sino de todo lo eléctrico. 

 

  • Obra – Herramientas eléctricas, cables de extensión, sistemas de iluminación, equipos de 110v, soldadores, radios, cargadores de baterías, cables de alimentación

 

  • Equipos periféricos – Hervidores, impresoras, fotocopiadoras, equipos informáticos, microondas, frigoríficos, equipos de oficina

 

Los equipos tienen tres clases. La mayoría de los equipos utilizados en una obra y que requieren pruebas serán de clase 1 o de clase 2.

 

Clase 1 – Los aparatos de clase 1 protegen al usuario mediante una conexión a tierra y un aislamiento básico. Todos los aparatos de clase 1 se someten a pruebas de resistencia de aislamiento, polaridad del cable y continuidad de la toma de tierra. Un aparato de clase 1 siempre tendrá un cable de tres núcleos y una clavija de tierra. 

 

Clase 2 – A veces reciben el nombre de aparatos con doble aislamiento, ya que protegen al usuario utilizando un mínimo de dos capas de aislamiento. No requieren una conexión a tierra, por lo que solo se comprueba la resistencia del aislamiento y la polaridad del cable. 

 

Clase 3 – Son todos los aparatos de bajo voltaje y más seguros. Los artículos de clase 3 incluyen cargadores de teléfonos móviles y portátiles, cámaras y linternas.  

 

Como se ha señalado anteriormente, el objetivo principal de las pruebas PAT en las obras de construcción será la Clase 1 o la Clase 2. Una buena forma de saber en qué clase entra un aparato es por su material. Los aparatos metálicos son siempre de Clase 1, y los aparatos de plástico son casi con total seguridad de Clase 2. 

 

Conclusión

 

Aunque no hay obligación legal de realizar pruebas PAT periódicas en las obras de construcción, el proceso de pruebas PAT periódicas cumple parte del requisito legal de garantizar la seguridad de tu personal.

 

Las pruebas PAT pueden parecer un inconveniente, pero nada más lejos de la realidad. Podemos realizar rápidamente las pruebas PAT con un mínimo de molestia, no cuesta el mundo, y proporcionar la tranquilidad de saber que la fuerza de trabajo y el sitio de construcción son todos más seguros. 

 

Las obras de construcción siempre se esfuerzan por mejorar la seguridad, y una forma sencilla de dar un paso hacia un lugar de trabajo más seguro es la realización de pruebas periódicas de aparatos portátiles. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.